31 de octubre de 2012

Toda princesa merece una tarta

 
May me llamó unos días antes del cumpleaños de su hija Isabel, quería una tarta muy rosita y muy de princesita porque aunque la pequeña cumplía 3 años, tenía muy claro que ella era una princesa.
 
 


Ese fin de semana estaba a tope, pero hice un hueco para que su majestad Isabel tuviese tarta y corona en un día tan especial para ella y su gran familia (la tarta era para 40 personas!).

El piso de abajo era brownie de chocolate negro relleno de mermelada de naranja y chocolate negro y el de arriba, bizcocho de limón y canela relleno de buttercream de limón.

Espero que os guste!

Un abrazo

3 comentarios:

  1. Muy chula con su tiara de princesa como tiene que ser.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que a la pequeña princesita Isabel le
    encanto su tarta!! te quedo muy bonita
    enhorabuena.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, los leo todos y me animan a seguir adelante cada día.