16 de mayo de 2012

Estamos de Comunión!


¿Qué os voy a decir que vosotros no sepáis? Mayo es el mes de las Primeras Comuniones, lo cual implica: madres nerviosísimas, niñas con rulos desde primera hora de la mañana, invitados buscando sombra, niños de marineritos.... Y yo en la cocina haciendo galletas!


Eran las primeras galletas oficiales que hacía para una Comunión. Ya las hice en otra ocasión pero como regalo para mi prima Mª José (que por cierto, tiene unas manos fantásticas para hacer uñas de gel, como podréis comprobar aquí) y estaba un poco tensa porque no sabía si quedarían todo lo bien que quería.




Aquí están todos los marineritos bien empaquetados esperando a que llegara el gran día de Juan Antonio.

Ha sido una experiencia muy gratificante, porque a pesar de que elegimos un modelo sencillo entre su tía Lorena y yo, creo que quedaron muy coquetas y divertidas como regalito para los invitados. Lo que no me han contado es si se las comieron o si las guardaron de recuerdo, jejeje.


Espero que os gusten!

Un abrazo.



1 comentario:

  1. Ana están chulisimas, me encanta la forma de la galleta. Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario, los leo todos y me animan a seguir adelante cada día.